Notifications Bell

Lección 5: Comprar oro

Lección 5: Comprar oro

Antes de comprar oro, es importante comprender algunos de los factores que influyen en el precio del oro y que lo convierten en un activo tan especial.

Por generaciones, el oro ha sido una materia prima de gran valor. A lo largo de la historia, el oro se ha utilizado como moneda y como símbolo de prosperidad y poder.

Esta importancia del oro en el largo plazo muestra su consistencia y por qué es uno de los activos más atractivos a lo largo del tiempo. Los inversores creen que el oro es una de las inversiones más seguras, ya que durante las crisis económicas recupera rápidamente su valor. El precio del oro suele moverse en sentido contrario a las fluctuaciones bursátiles o económicas.

Cuando la confianza de los inversores disminuye, el precio del oro sube porque los inversores buscan un activo refugio para el capital que retiran del mercado. En períodos de inflación, el oro también actúa como activo refugio, ya que conserva su valor mucho mejor que los activos respaldados por divisas, que pueden subir de precio pero bajar de valor.

Oro como inversión

Antes de comprar oro, es importante entender algunos de los factores que hacen del del metal amarillo un activo inigualable y distinto de cualquier otro:

  • Las monedas recién acuñadas suelen tener entre un 90% y un 99% de oro.
  • El oro no proporciona ningún flujo de ingresos, a menos que tengas acciones o fondos de inversión que paguen dividendos.
  • Tener acciones de empresas mineras de oro o de empresas relacionadas con oro no da derecho a tener propiedad de este metal.
  • El almacenamiento de oro físico puede suponer un coste.
  • Si bien la oferta actual es limitada, a medida que el precio aumenta hace que sea económicamente viable una mayor extracción, lo que podría aumentar la oferta.
  • Dado que gran parte del metal no se utiliza para ningún otro fin económico que no sea la creación de joyas, la demanda no está en función de una verdadera necesidad.
  • Debido a la concentración de las reservas de oro en unos cuantos gobiernos y bancos centrales, el oro está sujeto a una importante volatilidad de precios cuando estas instituciones deciden comprar y vender oro.

Invertir en oro no es como comprar acciones o bonos. Puedes tomar posesión física del oro comprando monedas de oro o lingotes de oro. Los lingotes son oro en forma de barra, con un sello. El sello contiene el nivel de pureza y la cantidad de oro que contiene el lingote. El valor del lingote o de la moneda proviene de su composición de metales preciosos y no de su rareza y estado.

También se pueden comprar acciones de empresas mineras de oro, contratos de futuros de oro, fondos cotizados (ETF) que invierten en el oro y otros instrumentos financieros relacionados con este metal. Si los inversores compran un ETF respaldado por oro, están comprando acciones sobre la propiedad de un fondo en oro, pero no tienen derecho al oro físico en sí.

Invertir en oro con la idea de que nunca pierde valor es un enfoque equivocado. Como cualquier inversión o activo financiero, el oro está sujeto a las presiones de la oferta y la demanda que hacen fluctuar su precio.

Cómo comprar oro

El atractivo del oro lo ha convertido en un activo deseado para quienes buscan diversificar su riesgo. Hay muchas maneras de comprar oro, se puede comprar tanto para decoración como para invertir. Para muchos inversores, también es un medio de cobertura contra las crisis económicas, la guerra, la inflación y los momentos de incertidumbre a nivel mundial.

Comprar monedas de oro

Comprar monedas de oro

Varios países acuñan monedas de oro que no están en circulación. Todas son de curso legal, pero su valor de creación es significativamente mayor que su valor nominal. Muchas monedas numismáticas (de colección) tienen precios de mercado aún más altos. Los coleccionistas se sienten atraídos por estas monedas debido a su evidente potencial de revalorización por su rareza y demanda.

Las monedas recién acuñadas son asequibles, y las entidades gubernamentales encargadas de la creación de las mismas garantizan su pureza.

El Águila Americana, la Hoja de Arce Canadiense, el Krugerrand Sudafricano, la Filarmónica de Viena, los 50 Pesos de Oro Mexicanos, el Soberano Británico, el Canguro Australiano y el Búfalo de Oro 24K de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos son también opciones populares. Algunas de estas monedas se crean en una variedad de tamaños para adaptarse tanto a los grandes como a los pequeños inversores.

Comprar lingotes de oro o barras de oro

Comprar lingotes de oro

Aunque mucha gente asocia los lingotes con las enormes barras almacenadas en Fort Knox, el término se refiere al peso y la calidad del oro estampado. Puede adoptar la forma de un lingote, una moneda o cualquier otra forma que represente un tamaño y una forma que se pueda transferir y sea práctico.

Los precios de los lingotes suelen incluir el coste del metal, así como los costes de refinado y envío, además de la comisión del vendedor.

Los lingotes se pueden encontrar en distintos pesos, a partir de 1 gramo. Los lingotes pesados son ideales para los grandes inversores, ya que pueden guardarse de forma segura en instalaciones específicas para metales preciosos.

Al comprar los lingotes más pesados, también se ahorra dinero en los cargos adicionales. Lo que puede ser un obstáculo es que los lingotes grandes son más difíciles de vender y más caros de comprar. Además, pueden ser difíciles de utilizar en un trueque.

Comprar joyas de oro

Comprar joyas de oro

Las joyas permiten que los que invierten en oro puedan experimentar el placer de usarlo. El oro se suele combinar con otras gemas y metales preciosos para aumentar el valor total y la apariencia de la joya. Las piezas generalmente pasan a la siguiente generación como reliquias familiares, lo que añade un valor sentimental que va más allá de la propia pieza.

Si buscas una inversión a largo plazo, las joyas no son la opción ideal porque el precio suele superar en gran medida el valor de fabricación. Esto está relacionado con la calidad de la obra y el sobreprecio.

Antes de comprar una joya, siempre comprueba la pureza del oro para asegurarte de que no estás pagando por 18 quilates cuando recibes un producto de 14 quilates. La mayoría de las pólizas de seguro de hogar cubren joyas, lo cual es una ventaja en caso de que pérdida o robo.

Comprar acciones de oro y fondos cotizados (ETFs) sobre oro

Comprar acciones de oro

Las acciones y los ETFs tienen dos ventajas principales: no hay que almacenar el metal y se pueden obtener dividendos. Además de las acciones de empresas mineras, también existen fondos de inversión que invierten parcial o totalmente en empresas mineras de oro.

Con estos fondos es posible diversificar en otros metales preciosos, como el platino, el paladio y la plata. También puedes comprar opciones sobre contratos de futuros del oro a un precio de ejercicio establecido.

Los ETFs almacenan los lingotes de oro a tu nombre. GLD es el símbolo del ETF SPDR Gold Shares. El ETF se negocia de forma intradía, al igual que las acciones, y tiene un bajo coeficiente de gastos.

Teniendo en cuenta que las empresas mineras tienen éxito o fracasan en función de sus resultados operativos, las acciones de estas empresas no siempre se mueven al ritmo de los precios de los lingotes de oro. Si las empresas que compras fracasan, no tienes la seguridad de la custodia física del metal.

Compra de futuros y opciones sobre oro

Comprar futuros y opciones sobre oro

Para los inversores dispuestos a asumir más riesgos, los futuros y las opciones pueden resultar atractivos. (Si ninguno de los dos térnimos te son familiares, entonces deberías evitar, al menos por ahora, este tipo de inversiones en oro, ya que son altamente especulativas).

Con los futuros del oro, te comprometes a comprar o vender oro en el futuro a un precio determinado. Con un contrato de opciones sobre oro, tienes un acuerdo con la opción de comprar o vender oro si éste alcanza un determinado precio en una fecha predeterminada

Dónde comprar oro

Puedes comprar lingotes de oro a distribuidores, particulares o de forma online en sitios como JM Bullion, American Precious Metals Exchange (APMEX) o SD Bullion. Ten en cuenta que es posible que tengas que pagar los gastos de envío, además del seguro, para garantizar la seguridad en el transporte de tus lingotes.

Puedes comprar monedas de oro a través de distribuidores, casas de empeño y vendedores particulares de confianza. Si decides comprar tus monedas de oro por Internet, asegúrate de acudir a un vendedor que figure en la base de datos de la Fábrica de Moneda y Timbre de Estados Unidos. Tanto si compras tus monedas de oro en persona como por Internet, no querrás malgastar tu dinero en falsificaciones o en oro que sea menos puro de lo que le han hecho creer.

Al igual que con las monedas, deberás tener mucho cuidado al comprar joyas de oro. Asegúrate de que la persona a la que compras sus joyas tiene buena reputación. Puedes comprarlas a los joyeros que sean miembros de la Jewelers of America y que hayan firmado un código de conducta profesional que les obligue a ser honestos y comuniquen sobre la naturaleza de sus piezas.

La compra y venta de activos de oro, como acciones mineras, fondos mineros o ETFs, debe realizarse a través de brokers online. Estas empresas están registradas y autorizadas por una autoridad local para operar en los mercados de valores.

Para comprar con éxito futuros sobre oro u opciones sobre oro se necesita una cuenta con un bróker y un gran conocimiento del sector. Tendrás que vigilar de cerca tu cuenta y el precio del oro para asegurarte de no perder la oportunidad de ejercer tus opciones. También puedes acabar aumentando las pérdidas en las que incurras, ya que los futuros y las opciones implican asumir un apalancamiento, es decir, utilizar dinero prestado para comprar valores.

Con CAPEX.com puedes operar con los activos sobre oro más populares a través de CFDs, desde acciones de oro o acciones de empresas mineras de oro, ETFs de precios de oro al contado y Gold Rush Tematix, una cesta de acciones seleccionadas de empresas que se dedican a la adquisición, exploración y desarrollo de oro en diferentes países del mundo.

Operar con oro o hacer trading con oro significa que estás especulando con los movimientos de precios de un activo relacionado con oro con instrumentos derivados como CFDs (Contratos por diferencia) - sin ser los propietarios directos del activo.

Los CFDs son productos apalancados, lo que significa que no tendrás que colocar el valor total de la posición. Pero ten en cuenta que el apalancamiento puede aumentar tanto tus ganancias como tus pérdidas, así que practica en una cuenta demo sin riesgo antes de comprometer tus fondos.

Comprar oro en un bróker online

¿Cuándo deberías comprar oro?

Muchos inversores que invierten en oro, señalan que es una buena forma de cobertura contra la subida de los precios. Sin embargo, los hechos no respaldan esta afirmación. El oro suele ser una mejor cobertura contra una crisis fiscal, más que una cobertura contra la inflación.

En tiempos de crisis, el precio del oro tiende a subir. Pero no es necesariamente el caso durante los períodos cuando la inflación es alta. Si hay una crisis monetaria o se acerca una recesión, comprar oro puede ser una idea prudente. Sin embargo, cuando hay preocupación por el poder adquisitivo de las monedas fiduciarias como el dólar y el euro, el oro es el más beneficiado.

En otras palabras:

  1. En períodos de optimismo (cuando en el mercado existe apetito por el riesgo), el oro puede apreciarse si los mercados creen que el crecimiento económico conducirá a un aumento en la inflación.

Por otro lado, puede caer si el deseo de obtener mayores rendimientos anula la preocupación por la inflación y los inversores se decantan por activos de riesgo más clásicos que creen que les proporcionarán mejores rendimientos.

  1. En períodos de pesimismo (cuando en el mercado existe aversión al riesgo), el oro puede subir si los mercados creen que el estancamiento de la economía conducirá a un aumento del déficit y/o a la impresión de dinero que podría causar inflación.

Igualmente, el precio del oro también puede caer por el temor a la deflación o a una caída del mercado que incremente la demanda de dinero en efectivo. En momentos de pánico, los traders buscan dinero en efectivo para cubrir los márgenes u otras obligaciones, así como para estar preparados en busca de oportunidades en el mercado.

Si el pesimismo se convierte en pánico, el oro podría:
– subir si los mercados están más preocupados por la pérdida de poder adquisitivo del dólar o del euro que por las necesidades de liquidez a corto plazo, como ocurrió en algunos momentos de 2009 a 2011.
– caer si los mercados están más preocupados por la liquidez que por la pérdida de poder adquisitivo, como ocurrió a finales de 2011.

Cuando los mercados no se preocupan por la pérdida del poder adquisitivo, las principales divisas tienden a ganar terreno frente al oro. Esto puede ocurrir debido a:

  • Las bajas expectativas de inflación, como vimos a partir de finales de 2011. La preocupación por la economía mundial hizo que los temores por la inflación disminuyeran, por lo que el oro inició una tendencia bajista de varios meses.

  • Períodos de pánico cuando los mercados temen una crisis financiera, y la liquidez se convierte en la máxima prioridad. Hemos visto cómo el oro se vendía en los momentos de mayor preocupación sobre la economía de EE.UU. o la UE. Durante estos periodos, los inversores tienden a vender oro para conseguir efectivo.

Precio actual y precio histórico del oro

Precio del oro CAPEX.com
Fuente: CAPEX Webtrader

En primer lugar, los inversores deben observar el precio al contado del oro, que es el precio actual al que se puede comprar y operar en los mercados. El precio al contado del oro se expresa en términos de onza, gramo o kilogramo de oro. Por ejemplo, el precio al contado del oro era de $1.903 por onza, $61,18 por gramo y $61.181,45 por kilo al final del día el lunes 7 de junio de 2021.

Si observas el precio histórico del oro, te darás cuenta de que el precio del oro se disparó en la década de los 2000s. El precio del oro oscilaró entre $720 por onza y más de $1.000 por onza en 2008.

Debido a la demanda y al sentimiento de los inversores, a medida que la economía se desplomaba cada vez más durante la crisis, el precio del oro subió a $1.895 en 2011. El precio del oro había caído desde hace más de una década en abril de 2020, pero había seguido teniendo un buen comportamiento a pesar de la crisis económica.

Algo similar ocurrió a finales de los años 70. Tras la subida de precios de los años 70, en los siguiente 20 años el oro registró un descenso en su precio antes de volver a subir alrededor del año 2000.

Durante la crisis causada por la pandemia del coronavirus, la demanda de oro se disparó y el precio del oro aumentó. En ese momento, los inversores no podían estar seguros de si el aumento continuaría o no, ya que es igualmente posible que la tendencia continúe, o que el precio vuelva a perder impulso durante un tiempo considerable. Mientras eso ocurra, cualquier inversión en oro no producirá intereses ni dividendos.

Conclusión: Comprar oro

Invertir en oro, ya sea oro físico o instrumentos relacionados con el oro, es una decisión difícil que no debe tomarse a la ligera. Existen muchas formas de comprar oro o de tener exposición al oro, por lo tanto, algunas de esas formas puede ser más adecuada que otra para tu estrategia de inversión.

Puedes comprar monedas o lingotes de oro físicos, pero deben almacenarse en un entorno seguro. Esto puede implicar el pago de una comisión a un bróker, un banco u otra empresa, así que asegúrate de que tratas con un distribuidor de confianza.

Invertir en acciones de oro (acciones de empresas mineras de oro) es como invertir en cualquier otra acción, sólo que los precios pueden moverse con el mercado de valores. Por ejemplo, si inviertes en empresas mineras de oro, el precio de las acciones puede reflejar la situación financiera de la empresa y su posición en el mercado más que el precio del oro. Esto puede crear una falsa sensación de seguridad si la utilizas como instrumento de cobertura contra el riesgo.

También puedes comprar opciones sobre contratos de futuros del oro a un precio de ejercicio establecido.

Los analistas financieros recomiendan mantener un pequeño porcentaje del valor total de tus activos en oro. Lo cual se suele considerar como una buena idea porque actúa como una póliza de seguro. Si todas las demás acciones bajan de valor y se desploman, el oro debería subir de valor, evitando que lo pierdas todo. Pero debes recordar que eso no está garantizado, así que debes actuar con precaución al comprar oro.

Preguntas frecuentes

¿La plata y bitcoin se puede comprar con el oro?

Entre los dos, la plata se parece mucho más al oro que al bitcoin, pero los tres comparten un rasgo común (al menos a los ojos de sus respectivos inversores) como cobertura del mercado o de la inflación.

Al igual que el oro, la plata también puede utilizarse para fabricar productos o llevarse como joya. Mientras que bitcoin es un activo mucho más reciente, y no cuenta con un histórico de datos considerable, por lo tanto, su viabilidad como cobertura es altamente especulativa en comparación con el oro.

¿Es lo mismo comprar acciones de GLD que comprar oro?

Desde el punto de vista del inversor o trader promedio, comprar acciones de GLD es lo mismo que comprar oro.

Las acciones de GLD replican la exposición a los precios del oro, menos los gastos relacionados con el almacenamiento del oro y las operaciones con las acciones de GLD. Sin embargo, es importante entender que las acciones de GLD no te otorgan la propiedad del oro físico. No puedes intercambiar tus acciones de GLD por lingotes de oro, por ejemplo.

¿Puedo comprar oro y conservarlo?

Si decides comprar oro físico, deberás tener en cuenta algunas cosas: ... Aunque ciertamente puedes guardar el oro que compres en casa, muchos inversores prefieren una empresa dedicada a la custodia de oro. Ante de comprar oro, asegúrate de investigar todas las opciones que tienes para almacenar tu oro de forma segura, y ten en cuenta que un almacenamiento con medidas de seguridad añade costes a tu inversión en oro.

¿Cuál es la forma más segura de comprar oro?

Las monedas y lingotes de oro son una de las formas más seguras de comprar oro, aunque algunos inversores prefieren invertir en fondos de oro, como fondos de inversión o fondos cotizados (ETF). Una de las ventajas de invertir en acciones frente al oro físico es que es más fácil de vender.

¿Es mejor comprar monedas o lingotes de oro?

Las Bullion Coins o monedas bullion, son monedas de inversión acuñadas en metales preciosos. -¿Cuáles son mejores como inversión? Las monedas bullions, como las Águilas Americanas de Oro, son el mejor tipo de metales preciosos para la mayoría de los inversores. ... Podrías comprar lingotes más pequeños, como un lingote de 1 oz, pero tienden a ser más difíciles de vender y los costos de transacción son más altos.

¿Cuánto oro puedes comprar?

No hay límite. Afortunadamente, no hay límite en la cantidad de lingotes de oro que una persona puede adquirir.. No hay leyes que prohíban a nadie comprar tantos lingotes de oro como sea posible. Puedes tener tantos lingotes de oro como puedas permitirte comprar.

Esta información preparada por sc.capex.com no es una oferta o solicitud con el propósito de comprar o vender ningún producto financiero referido en el presente o participar en una relación legal, ni un consejo o recomendación con respecto a tales productos financieros.

Esta información está preparada para su circulación general. No se refiere a ningún objetivo de inversión específico, situación financiera o necesidad particular de un receptor.

Debería evaluar independientemente cada producto financiero y considerar la idoneidad de dicho producto, teniendo en cuenta sus objetivos de inversión específicos, la situación financiera o las necesidades particulares, y consultar con un asesor financiero independiente si fuera necesario, antes de operar con los productos financieros mencionados en este documento.

Esta información no debe ser publicada, estar en circulación, reproducida o distribuida en su totalidad o en parte a ninguna persona sin el consentimiento previo por escrito de la Compañía.

El rendimiento pasado no es siempre indicativo de las probabilidades o del rendimiento futuro. Todos los puntos de vista y opiniones presentados son exclusivamente del autor y no representan necesariamente las de sc.capex.com
Compartir este artículo